Twitter Facebook Flickr YouTube

La fórmula de la Coca-Cola

Recuerdo desde siempre que la Coca-Cola estuvo rodeada de cantidad de rumores más o menos creíbles acerca de su origen y de su composición. Historias como que en realidad era un medicamento para terapias de desintoxicación, o un simple analgésico, o incluso un brebaje mágico de estos que lo curan todo. He leído y oído rumores acerca de que su nombre se debe a que lleva cocaína o algún sucedáneo y que por eso siempre tuvo tanto éxito, porque la adicción y el estado de felicidad que supuestamente crea son reales, no sólo un reclamo publicitario. La compañía propietaria de la marca siempre ha desmentido todos estos rumores, porque son eso, rumores, y la falsedad de todos ellos es fácilmente demostrable. Aun así, la marca ha dado pábulo a otras historias que la colocaban en una posición privilegiada. La compañía siempre mantuvo que la fórmula de la Coca-Cola era secreta, incluso a día de hoy sigue manteniendo esa postura y alimentando leyendas como que sólo existen dos personas en el mundo que conocen la receta secreta de la Coca-Cola, y debido a esto se les tiene prohibido viajar en el mismo avión, comer en el mismo plato o dormir en el mismo hotel. Recientemente también ha llegado a los medios la noticia de que la fórmula secreta había sido encontrada en un anticuario americano y que se había vendido por eBay por 15 millones de dólares. Evidentemente nada de esto es cierto.

Carteles de Coca-Cola28

La historia supuestamente oficial del nacimiento de la Coca-Cola es que en 1886 un tal John Pemberton patentó un medicamento diseñado en la farmacia Jacobs de Atlanta, Georgia, presumiblemente dedicado a calmar dolores de cabeza y náuseas. Se cuenta que un tipo de sucedáneo del medicamento primigenio se vendía disuelto en agua carbonatada a 5 centavos el vaso, y que el hecho de que estuviese disuelto en agua carbonatada (a la cual se le atribuía beneficios para la salud), que calmase la sed y que tuviese un sabor tan diferente y agradable, la convirtieron en un éxito de ventas. Pemberton vendió su fórmula años después y su receta terminó por convertirse en el refresco más popular del mundo, propiedad de The Coca-Cola Company.

Es curioso cómo pueden convivir leyendas de tremendo calibre acerca de su composición y origen con el hecho de que hoy en día pueda conocerse la composición de cualquier sustancia si la sometemos a análisis químico. La parte de la química que se encarga de descifrar composiciones, cuantificar y detectar sustancias en diferentes matrices es la Química Analítica. La sensibilidad de un método de análisis es la cantidad o concentración mínima detectable de una sustancia, y actualmente podemos afirmar que incluso a niveles tan bajos como partes por trillón (ng/kg) todo es detectable. Así que ¿haciendo un análisis químico de una Coca-Cola podemos conocer su composición? Obviamente sí.

Por otro lado también sabemos que todos los alimentos han de pasar estrictos controles de calidad antes de ser vendidos, que han de adaptarse a la legislación y que es obligatorio dar a conocer todos sus ingredientes, ya que han de mostrarse en el etiquetado por algo tan simple como que el consumidor pudiese ser alérgico o intolerante a alguno de ellos. Así que ¿cualquier consumidor puede conocer la composición de la Coca-Cola? Sí, es algo tan sencillo como coger una lata y leer la lista de ingredientes que figuran en la etiqueta. En cada una de las etiquetas de la Coca-Cola está la fórmula secreta.

informacion-nutricional-coca-cola (2)

Pero ojo, una cosa es conocer los ingredientes que conforman la Coca-Cola y otra muy distinta es conocer el método de fabricación y la proporción de cada uno de ellos en el producto final, sobre todo el de los aromas. Esto no está al alcance del consumidor medio, a no ser que tenga un laboratorio de Química Analítica a su disposición.

Siempre que tengo la oportunidad de dar una charla a estudiantes en algún centro educativo suelo comentar esto, que cualquier químico analítico puede conocer la fórmula de la Coca-Cola, y que ellos mismos la tienen, que sólo tienen que leer la etiqueta para saber qué lleva. Esto lo hago por varios motivos: para desmentir rápidamente todos los rumores que han rodeado a esta bebida acerca de su estrafalaria e incluso insalubre composición, ya que es conocida y además cumple con todas las normas de seguridad alimentaria, de lo contrario estaría prohibida su venta; para hablarles de propiedad industrial, ya que el hecho de conocer la composición de un producto no nos va a hacer ricos, puesto que no podemos fabricar Coca-Cola aunque supiésemos cómo porque es una marca registrada; y para hacerles ver que todo es química, que todo lo que consumen está formado por átomos, átomos de esos elementos que aparecen en sus tablas periódicas enlazados entre sí de diferentes maneras.

FABRICACIÓN Y COMPOSICIÓN

Para fabricar Coca-Cola la compañía normalmente distribuye un preparado concentrado que posteriormente las empresas embotelladoras se encargan de disolver en agua carbonatada y de añadirles el edulcorante en la proporción adecuada. La sutil diferencia (o no tan sutil) del sabor de la Coca-Cola en diferentes países se debe al agua de cada localidad. También el edulcorante pude variar, ya que comúnmente se emplea azúcar (sacarosa, un disacárido formado por fructosa y glucosa), y en algunos puntos de EEUU se utiliza fructosa, que es más barata, pero tiene un mayor poder edulcorante.

hidrolisis-de-la-sacarosa

Tal y como indica la etiqueta de la Coca-Cola, ésta está formada por agua carbonatada, azúcar, colorante E-150d, acidulante E-338 y aromas naturales entre los que se encuentra la cafeína y la vainilla.

Los aditivos suelen aparecer en las etiquetas de los alimentos con una nomenclatura basada en la letra E seguida de un número. Esto hace referencia a que estas sustancias han sido catalogadas por la UE como aditivos, y nada tiene que ver con que su naturaleza sea o no artificial, de hecho gran parte de ellos los encontramos libres en la naturaleza.  Tras la letra E la primera cifra determina la función principal de esa sustancia sobre el alimento, así los colorantes llevan un 1, los conservantes un 2, los antioxidantes un 3, etc. Son sustancias que ayudan a que los alimentos se conserven, es decir, aseguran que los alimentos no se degraden demasiado rápido, lo cual siempre es un avance en seguridad y en eficiencia, y suponen una mejora a los métodos y sustancias empleadas antiguamente para preservarlos, ya que muchas veces eran inseguros o incluso tóxicos y ahora están controlados; otros son simplemente vitaminas o antioxidantes, como por ejemplo la vitamina C, que parece que pierde categoría cuando la llamamos E-300 o ácido ascórbico, aun siendo la misma sustancia; y otros son sustancias que mejoran las propiedades organolépticas, es decir, su apariencia, textura o sabor. Cada uno de ellos es una sustancia en concreto y puede consultarse en cualquier listado de aditivos aprobados por la UE.

El colorante E-150d que lleva la Coca-Cola es caramelo de sulfito amónico, es decir, es un caramelo como el que podemos fabricar en nuestra cocina simplemente calentando azúcar, pero además en presencia de una sal (sulfito amónico).

El acidulante E-338 es el ácido fosfórico, que es un ácido relativamente débil que mantiene el pH (grado de acidez) de la bebida, tiene propiedades antioxidantes y está presente de forma natural en algunas frutas.

COCA-COLA SIN AZÚCAR

Lo que diferencia la Coca-Cola normal de las versiones sin azúcar es que en lugar de azúcar llevan edulcorantes, con lo cual nos ahorramos la ingesta de 27g de azúcar por lata, lo que equivale a unos 5 sobres de azúcar. El aporte calórico de esta bebida es debido al azúcar (una lata aporta 138 kcal), así que eliminándolo nos queda una bebida con menos de 1kcal por lata y apta para diabéticos.

cocacola-light-acesulfamo-e950

La Coca-Cola Light y la Zero en lugar de azúcar llevan una combinación de los edulcorantes E-950, E-951 y E-952, en diferente proporción, por eso la Coca-Cola Light es más dulce que la normal, y en cambio la Zero tiene una dulzura más parecida a la original.

El edulcorante E-950 es el acelsulfamo K, es un compuesto sencillo, tiene 200 veces más capacidad edulcorante que el azúcar y no se metaboliza, es decir, el organismo no es capaz de asimilarlo, así que no se acumula en el organismo y se excreta.

El edulcorante E-951 es el aspartamo (N-(L-α-Aspartil)-L-fenilalanina 1-metil ester) y está formado por los aminoácidos ácido aspártico y fenilalanina. Este compuesto ha sido objeto de bulos y difamaciones de todo tipo a pesar de haber sido declarado seguro para consumo humano por las agencias de más de noventa países y la FDA, que lo describe como uno de los aditivos más estudiados de la historia y afirma que su seguridad está más que confirmada. En diciembre de 2013, la EFSA publicó un informe en el cual se decía que la actual ingesta diaria admisible para el aspartamo, cifrada en 40 mg/kg al día, no necesita revisión alguna, al considerarse segura para la población en general (incluyendo a los bebés, niños y mujeres embarazadas). En vista de las continuas difamaciones acerca de los supuestos males de este compuesto, los expertos especificaron en el informe de la EFSA que el aspartamo no daña el cerebro, ni al sistema nervioso, ni afecta el comportamiento o la función cognitiva en niños o adultos, y descartaron con rotundidad que cause cáncer o daño en los genes.

Las bebidas que contienen aspartamo, como el caso de la Coca-Cola Light y Zero especifican que son una fuente de fenilalanina, ya que el aspartamo puede degradarse en sus componentes en ciertas condiciones ambientales. Esta notificación se hace por las personas que padecen una enfermedad congénita llamada fenilcetonuria, también conocida como PKU, es un error congénito del metabolismo causado por la carencia de la enzima fenilalanina hidroxilasa, lo que se traduce en la incapacidad de metabolizar el aminoácido tirosina a partir de fenilalanina en el hígado.

El edulcorante E-952 es el ciclamato. Este compuesto también ha sufrido diferentes bulos y difamaciones que llevaron a adulterar la fórmula de la Coca-Cola Zero en algunos países, eliminar este compuesto y depender sólo de los otros dos edulcorantes. Tanto la FAO como la OMS han declarado que este edulcorante es totalmente seguro, y que las organizaciones que detectaron perjuicios para la salud hicieron sus análisis empleando concentraciones de esta sustancia exageradas, de hasta 100 veces la dosis normal ingerida. Como todo, a partir de cierta cantidad es perjudicial, hasta el agua lo es si se consume en exceso (a esta afección que se ha cobrado la vida de muchas personas se la conoce como potomanía). En la concentración en la que aparece este edulcorante en las bebidas es totalmente seguro.

Estudio-revela-falsa-información-en-bebidas-cola

Otra de las diferencias entre ambas bebidas, además de la proporción entre estos tres edulcorantes, es que la Coca-Cola Light contiene acidulante E-330 y la Zero contiene E-331 además del ácido fosfórico.

El E-330 es el ácido cítrico (ácido 2-hidroxi-1,2,3-propanotricarboxílico), el que está presente en las frutas llamadas cítricas, como la lima, el limón o la naranja. Es un potente conservante y antioxidante.

El E-331 es el citrato de sodio. Es un conservante, regulador de la acidez y antioxidante. Es una sal derivada del ácido cítrico y también se encuentra naturalmente en las frutas cítricas.

CONCLUSIONES

– La famosa fórmula secreta de la Coca-Cola no es tan secreta, por dos razones: cualquier laboratorio de Química Analítica puede descifrar fácilmente su composición y, por otro lado, todos los componentes de un producto alimentario han de ser conocidos y han de figurar en la etiqueta del producto, es una cuestión legal.

– La Coca-Cola, además de estar buenísima, no representa un peligro para la salud. Antes de entrar en el mercado un producto ha de certificarse y pasar los controles de calidad pertinentes. Las asociaciones de seguridad alimentaria y de la salud como la EFSA o la OMS certifican que se trata de una bebida segura, tanto la original como las versiones sin azúcar. Otra cosa es que por la cantidad de azúcar de la bebida original sea recomendable no abusar, o pasarse a las versiones Zero o Light si uno padece sobrepeso, diabetes, o simplemente quiere cuidar la línea.

CocacolaZeroDMS

– Vivimos una época en la que cualquier fórmula secreta puede ser descifrada mediante un análisis químico, y eso no implica que los químicos puedan vender la fórmula por eBay por millones de dólares, a no ser que haya algún majadero dispuesto a pagarlos. El hecho es que conocer la fórmula no sirve para nada, ya que no se puede fabricar esta bebida por el hecho de estar registrada. Para poder fabricar Coca-Cola, o cualquier otra bebida bajo este nombre, habría que comprar su propiedad intelectual, que en este caso es una marca registrada. Este tipo de propiedad es ilimitada en el tiempo. Otro caso similar es el de las patentes, que impiden que otros puedan fabricar un producto en concreto, pero en estos casos el tiempo de protección es limitado (con un máximo de 20 años) y es el que por ejemplo se utiliza para los medicamentos, y de ahí la existencia de los genéricos una vez vencida la patente sobre el original. Nunca hay fórmulas secretas, porque prácticamente todo es químicamente descifrable, y por eso existen estas fórmulas legales que protegen la propiedad sobre ellas.

– Y por último la conclusión más obvia y a la vez la más importante: todo es química, todo son átomos entrelazados entre sí, los que forman nuestra piel, el aire, el agua, la tierra, las plantas y, cómo no, también forman la Coca-Cola.

 

Este artículo participa en la XXXII Edición del Carnaval de Química, cuyo blog anfitrión es DIMETILSULFURO.

CarnavalQuimica-Germanio-01

 Fuentes

EFSA completes full risk assessment on aspartame and concludes it is safe at current levels of exposure.

Scientific Opinion on the re-evaluation of aspartame (E 951) as a food additive

 La seguridad de los edulcorantes en la Unión Europea.  Federación Argentina de graduados de Nutrición.

Food Safety – Food Additives

¿Es esta la fórmula secreta de la Coca-Cola? Artículo de ABC sobre la venta de la fórmula en eBay.

Artificial Sweeteners and Cancer: Questions and Answers

26th JECFA (Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios) (1982)

The metabolism of cyclamate to cyclohexylamine in humans during long-term administration

Cytogenic Studies of Cyclohexylamine, a Metabolite of Cyclamat

 

    56 comentarios en "La fórmula de la Coca-Cola"

    • Cesar says

      Hay una cosa que no mencionas en tu entrada y son los “aromas naturales”. Éstos son un auténtico desafío para la Química Analítica. Si la marca mantiene en secreto cuales son y/o cual es la proporción de éstos “aromas naturales”, la fórmula es prácticamente irreproducible, aunque lo analices. Yo, que he trabajo en el estudio de productos naturales terpénicos en aromas del vino y en quimiotaxonomía de resinas y ámbar lo he podido comprobar por mí mismo. Un aroma natural, como el del vino, la esencia de una flor o el aceite de una conífera, contiene cientos de compuestos químicos, algunos de ellos todavía no aislados y cuya estructura química no está clara o es desconocida. Así que imagina una mezcla en proporción desconocida. Recuerdo, trabajando en el ámbar, su aroma característico es el resultado de una mezcla de mas de 800 compuestos químicos. Yo tardé un año en purificar y averiguar la estructura de uno sólo de los desconocidos, precisamente uno de los responsables mayoritarios del olor a ámbar.
      Un pequeño cambio en la proporción de terpenos que están en una concentración de ppm en el vino, por ejemplo, cambia las características o aroma de éste y puede marcar la diferencia entre un buen vino y uno excelente o uno peor. Por eso es dificil de reproducir un perfume también. Si la Naturaleza no fuera tan compleja, cualquier químico con un GCMS podría reproducir cualquier perfume carísimo para hacer un regalo fascinante. Yo, con un GCMS, soy incapaz de reproducir el aroma de Chanel Nº5 o de la esencia de una rosa. Puedo conocer sus componentes mayoritarios e incluso puedo aproximarme, pero la sensación en nariz será invariablemente distinta.
      Me imagino, no se, igual me equivoco, que la clave de la Coca Cola son los “aromas naturales”: aunque haya temas de patentes y derechos, igual no osbtante no es fácil encontrar cual ha sido la mezcla de aromas naturales que han usado aunque alguien lo analice. ¿no crees que puede ser asi? Me has dado una idea para una entrada de blog 🙂

      • Deborah García Bello says

        Tienes toda la razón. He encontrado textos en los que hablan de que los únicos aromatizantes son la cafeína y la vainilla, pero en otros, aunque minoritarios, hablan de lima, naranja, canela… de modo que es posible que al enfrentarnos a su análisis observemos que algunos de los aromatizantes estuviesen sin caracterizar y en concentraciones de ppb. De todas formas si yo tuviese un GCMS ya habría intentado descífralo 😀
        Te animo a que escribas una entrada en tu blog al respecto.

      • Damián says

        Pues según las leyendas, el nombre viene de la nuez de cola y la hoja de coca. Hasta dónde se sabe, la Coca-Cola (el refresco) nunca ha llevado nuez de cola (al menos la fórmula de Pemberton que se ha encontrado). Lo que sí llevaba nuez de cola era su predecesor, el “French Wine Coca” (basado en el Vin Mariani y los “vinos de coca” similares), que llevaba nuez de cola, extracto de hoja de coca y damiana.

        Al parecer el refresco actual lleva extracto de hoja de coca (previamente tratada para quitarle los alcaloides). El alcaloide de la cocaína se le quitó en 1903 y se reemplazó por la cafeína como estimulante.

        Entre los aceites esenciales que le dan sabor, se estima que los principales son vainilla y canela, con rastros de naranja, lima, limón y nuez moscada.
        Estos aromas forman parte del famoso 7X (más el alcohol), que son los 7 ingredientes que dan aroma al refresco.

        En la entrada en inglés de la Wikipedia hay bastantes datos sobre esto: http://en.wikipedia.org/wiki/Coca-Cola_formula

        Y, aunque la fórmula original existe y ha estado guardada en un banco primero (desde 1925), y en una caja fuerte en la exhibición “World of Cocla-Cola” después (desde 2011), los directivos reconocen que cualquier químico con los medios adecuados puede averiguarla. 🙂
        http://www.ajc.com/news/business/coke-hides-its-secret-formula-in-plain-sight-in-wo/nQPMm/

        • Deborah García Bello says

          Gracias por todos los enlaces y por toda la información, Damián. Leí la entrada de la Wikipedia en inglés, además de otras fuentes, y como no sé qué hay de cierto y qué hay de leyenda en el origen de la bebida, porque otras fuentes se contradicen, me limité a un párrafo que lo resumiese pero, como ves, lo he tratado con cuidado y como posibilidad.
          Está claro que la clave del sabor es la incorporación de los aromas, además del proceso de fabricación en sí y las proporciones. Es algo que no figura en la etiqueta, ni tiene que figurar, pero la intención era dar a conocer que estos misterios ya no son tales, que un químico analítico puede descífralo, y que no por eso vamos a hacernos todos multimillonarios. Además ha sido una buena excusa para hablar de los injustamente vapuleados edulcorantes y aditivos en general.

          • Damián says

            Totalmente de acuerdo Deborah. Tienes que admitir que yo también he sido cauto en mi comentario y no he dado nada por supuesto 🙂

            Mi interés por la fórmula de la Coca-Cola viene de investigar un poco como se había llegado a la fórmula de la OpenCola (http://www.colawp.com/colas/400/cola467_recipe.html) años atrás, cuando esta bebida se dio a conocer al público.

            Este refresco utiliza como base la conocida (y nada secreta) fórmula de Pemberton (http://www.thisamericanlife.org/radio-archives/episode/427/original-recipe/recipe).

            Y aunque solo un químico puede saber que tan fiel es aquella fórmula a la actual, es muy probable que los aromas utilizados sean casi (sino) los mismos, dado que este, y algunos otros refrescos similares, han logrado un sabor muy parecido utilizando aquella receta.

            Pero ya que lo mencionas, vamos a rizar un poco el rizo con el tema de los edulcorantes y la Coca-Cola.

            Como cualquier persona con un poco de sentido común, utilizo frecuentemente el sitio de la EFSA para cualquier duda sobre temas alimentarios. Especialmente cuando algún edulcorante se pone de moda.

            Como mencionas en el artículo, el aspartamo, que tan mala fama tiene, es revisado frecuentemente por esta agencia y ha sido declarado seguro. Su consumo diario máximo recomendado, tal como mencionas, ha sido establecido en 40mg/kg de peso corporal.

            Ahora bien, de un tiempo a esta parte ha aparecido un edulcorante “natural”, muy de moda, derivado de la planta Stevia Rebaudiana, el esteviósido, también conocido como E 960.

            La EFSA recomienda un consumo máximo de este aditivo de 4mg/kg (es decir, 10 veces menos que el aspartamo), y ha mostrado preocupación ya que admiten que es posible superar los límites fácilmente con un consumo normal de productos que lo contienen.

            Y aquí es dónde todo se une: el año pasado, Coca-Cola sacó al mercado en Argentina y Chile una versión de su refresco llamada “Coca-Cola Life” (http://www.coca-colalife.com.ar) que, para variar, promociona como “endulzado naturalmente”. 😛

            Esta bebida lleva 25mg de esteviósidos cada 100ml (http://cocacoladeargentina.com.ar/todos-los-productos/endulzantes/#glicosidos), o lo que es lo mismo, 250mg/l. Según Coca-Cola de Argentina, no excede la dosis recomendada diaria. Pero si vemos las recomendaciones de la EFSA (http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=OJ:L:2011:295:0205:0211:EN:PDF), para los refrescos, el máximo es de 80mg/l.

            Así que, mientras el pobre aspartamo que está más que estudiado y es seguro tiene mala prensa, el stevia goza de buena prensa mientras se vende en cantidades no recomendadas al público con el mensaje de “natural”. ¡Gracias Coca-Cola! 😛

            (Nota: yo no bebo Coca-Cola, no me gusta el sabor 😛 )

        • Alejandro Rivero says

          Recuerdo un investigacion y ciencia de principios de los ochenta o finales de los setentam que hablaba del trafico legal de droga en el mundo y nombraba como uno de los principales proveedores de cocaina para hospitales en USA a CocaCola, porque al parecer todavia entonces usaban la hoja de coca y algo tenian que hacer con el alcaloide una vez extraido.

      • Eduardo says

        Cesar, totalmente de acuerdo contigo. La química analítica, con todo su poder, tiene sus limitaciones.
        Hace poco abrí un blog de ciencia y salud. Les dejo el enlace por si les interesa. http://eduardosetti.wordpress.com

    • Damián says

      Una última: buscando, veo que el tema de la stevia lo trataron en “Mi dieta cojea” el año pasado: http://midietacojea.com/2013/07/08/lo-natural-de-la-stevia-quimifobia-del-e-960/ 🙂

    • mario says

      Interesante entrada.
      Sin embargo algo de confusión entre las modalidades de propiedad industrial: marcas registradas y patentes, especialmente al final al comparar con los medicamentos. Es decir, precisamente las empresas farmacéuticas patentan porque la protección de la marca registrada es insuficiente, es decir la competencia haciendo uso de las técnicas de química analítica, como bien se explicó, podrían averiguar el compuesto, fabricarlo y venderlo con otro nombre.
      Coca Cola, en una estrategia de marketing, no patenta para mantener en secreto su fórmula o, mejor, pretender que la mantiene en secreto durante el tiempo que desee y sin verse obligada a revelarla. Pero como hemos aprendido cualquiera podría fabricar con la misma fórmula, por ejemplo la OpenCola, y venderla con otro nombre; porque, eso sí, el nombre Coca Cola está registrado como marca, aunque ojo que ese otro nombre para vender la “coca cola genérica” no debería producir confusión con otro registrado: hasta ahí llega la protección de la marca… Por otra parte, aunque protege menos que la patente, a diferencia de ésta la marca registrada no tiene limitación temporal, así que Coca Cola puede seguir llamándose así eternamente.

      • Deborah García Bello says

        Me he estado informando sobre esto de las marcas registradas y las patentes, y tienes razón. Las patentes son siempre limitadas, sea el producto de la naturaleza que sea, y sólo tienen un máximo de 20 años de validez. En cambio la marca registrada es ilimitada, pero sólo afecta al nombre y a al tipo de producto, así que no se puede fabricar una bebida llamada Coca-Cola, pero sí sería legal fabricar Coca-Cola con la fórmula original siempre y cuando el producto se llamase de otra manera que no crease confusión con el original.
        Muchas gracias por tu comentario, Mario. Corregiré el artículo.

    • Manolo says

      Enhorabuena por el artículo, veo que ha sido tan refrescante como decías el otro día por Twitter 😀

      Recuerdo que también circulaba un mito que decía que en las fábricas de Coca-Cola, desatascaban las tuberías utilizando su propio refresco. Pero ya se sabe que en casa del herrero…

      Hace unas cuantas décadas parecía haber evidencias de que la sacarina producía cáncer de vejiga, pero esto se descartó al considerar que el mecanismo por el que esto sucedía en ratas no se daba en humanos. Por otro lado, el aspartamo, como bien dices, sí que puede afectar a personas con PKU al descomponerse para dar fenilalanina. Aunque esto está bien regulado, van a seguir surgiendo historias y leyendas urbanas, seguramente bajo el manido argumento de que “no se desmienten por intereses económicos”.

      ¡Un saludo, y enhorabuena de nuevo!

      • Deborah García Bello says

        Muchas gracias Mario.
        Desgraciadamente se tilda de perniciosas a muchas sustancias que no lo son y además esto se utiliza muchas veces como estrategia publicitaria. Tanto en alimentación (aditivos, transgénicos, etc) como en cosmética (conservantes como los parabenos, las sales de aluminio de los desodorantes, etc). Demasiada conspiranoia y poca ciencia.

    • Sergio Figueroa says

      Nadie habla o dice algo con respecto al Acido Fosforico, eso esta vetado o tambien es un secreto?. y a todos nos hace bien en el organismo.

      • Diego JAA says

        El ácido fosfórico es un aditivo más, su función es regular la acidez, aunque tambien debe dar un toque amargo, por lo que además aporta sabor. De forma general los fosfatos tienen cierto caracter antioxidante, pero no es su característica principal. Su toxicidad no va más allá de la de la sal común.
        Y que tiene la habilidad de reaccionar con el óxido de hierro,es decir, para quitar el óxido. Si la Coca-Cola no quita el óxido, es porque tiene una cantidad de ácido fosfórico minúscula, no porque no pueda hacerlo. 😉

        Enhorabuena Deborah por este post, muy entretenido, de facil lectura y un mensaje sobre los aditivos y la química muy logrado!!

        • Deborah García Bello says

          Muchas gracias Diego, por la información, y por aclarar aquello de “¿Cómo te bebes algo que es capaz de quitar el óxido? A saber lo que te hace en el estómago…” 😀

          • Buen comentario sobre el ácido fosfórico, ahora bien. Si pensamos de esta forma, “¿Cómo te bebes algo que es capaz de quitar el óxido? A saber lo que te hace en el estómago…” entonces deberíamos dejar de tomar leche, comer carne, pollo, pescado, nueces y yemas de huevo, ya que esta sustancia está presente en estos alimentos.

    • César Lasanta says

      Grave fallo en el tema de marcas.
      La marca NO impide que alguien comercialice la misma bebida bajo otra marca (qué se yo “Mismacola”, por ejemplo)
      La marca impide que alguien comercialice cualquier bebida bajo la marca “Coca Cola” (o similares)

    • edgar says

      excelente post.
      me deja pensando realmente como mencionaron ya lo compleja que es la naturaleza y aun asi es capaz el hombre de manipular y crear cosoas ricas, sabrosas y tan secretas jajaja.
      felicidades y sigo los post al respecto.

      • Deborah García Bello says

        Gracias Edgar 🙂

    • Federico says

      Una pregunta: no tiene pectina?

    • Marieta says

      Iba a comentar dos cosas. La primera es la de los aromas naturales, que no ponen en la etiqueta, y que ya han comentado. Es decir, leyendo la etiqueta NO puedes saber la fórmula.

      La segunda es que dices que no se puede fabricar Coca-Cola porque es una marca registrada. En realidad, sólo la MARCA está registrada, no el producto. Y como el producto no está protegido por patente sino que es un secreto industrial, si descubres la fórmula puedes utilizarla, no estás violando ninguna ley (a no ser que la descubras por espionaje). Yo soy química, y como tú pienso que analizando puedes saber la composición. ¡Por eso me sorprendo de que no se haya plagiado bien un millón de veces a la Coca-Cola! He llegado aquí buscando cosas sobre este secreto industrial, y después de mi búsqueda sigo perpleja… Supongo que el secreto está en la fabricación, pero me sigue pareciendo raro…

    • tesago says

      Lo mismo soy muy susceptible, pero me huele a publicidad subliminal de Coca Cola.

    • Claudia Caceres says

      Su punto de vista quimico nada tiene que ver con la realidad medica y economica de este tipo de bebidas. odia darle un listado de varias paginas de problemas causados por este liquido, pero prefiero dejarle solo dos para que luego de comprobar si miento, corrija su simplista destructivo e irreponsable escrito. 1)COLORANTES: California amenazo a CocaCola y Pepsi de prohibir su venta por cuenta del “Caramel IV/ ammonia sulphite caramel” que es altamente cancerigeno. De hecho se esta analizando una accion grupal similar a la de las tabacaleras por sus efectos. El CSPI dice:”the levels of 4-MI in the tested colas still may be causing thousands of cancers in the U.S. population alone” ej: ( dailymail.co.uk/ Coca-cola-Pepsi-ingredient-cancer-risk-Call-ban-colouring-agent).

      2)El poder antinutricional que hizo que prohibieran las escuelas de NY estos liquidos, se basa en razones mas que medicas.

      Por ejemplo el Dr Kay, Medico Nutricionista de la Armada de USA del Naval Medical Research Institute fue quien creo la popular prueba de colocar unos dientes en esta bebida y notar que en pocas horas los diluia y dstruia la fortaleza dental. Por eso afirma sin duda que: “The sugar content masks the acidity, and children little realize they are drinking this strange mixture of phosphoric acid, sugar, caffeine, coloring, and flavoring matter.”

    • pepe says

      y las proporciones exactas por cada botella de coca cola? como se prepara?

    • antonio garrobo garcia says

      ¿Es verdad que la coca-cola tambien tiene propiedades para el extreñimiento?
      Por favor: informeme de esta mi pregunta.

      gracias

    • Víctor says

      2 tumores de azúcar y tumulteno a piñón todo eso le sobra a la cocacola

    Trackbacks

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *