Twitter Facebook Flickr YouTube

¿Hay alimentos con azúcar oculto?

Azúcar oculto 1

Esta semana me han sucedido dos situaciones muy similares relacionadas con las dudas que suscita el tema de los azúcares presentes en los alimentos. La primera me sucedió en la tienda que hay al lado del cine que suelo frecuentar:

Yo estaba en la cola de la caja para pagar mis compras. Había una mujer delante de mí rebuscando entre los chupachups y me pregunta “¿Cuáles son los que no llevan azúcar?” Le indico cuáles son y le señalo la leyenda «sin azúcar» que figura en el envoltorio. Me pregunta “¿Y cómo sé si realmente no llevan azúcar?” Le contesto que si pone «sin azúcar» es que son sin azúcar, sin duda, que puede confiar en el etiquetado y que, de hecho, esos caramelos son aptos para diabéticos. La mujer se lleva uno de esos chupachups, me da las gracias y me dice “Habrá que confiar, pero a saber qué ingredientes llevan ocultos”. “Las etiquetas dicen la verdad, por ley”, le digo. No tenía tiempo de explayarme, la película estaba a punto de empezar.

Seguir leyendo en #Fronteras, del Cuaderno de Cultura Científica de la UPV/EHU>>

    1 comentario en "¿Hay alimentos con azúcar oculto?"

    • Diego says

      Yo diría que en caso de reclamación a través de una demanda que acarree una investigación, el fabricante lleva las de perder si no ha puesto en la etiqueta todo lo que le echa al producto. Es decir que sí, el demandante tendrá la ley de su parte. Pero también conozco de primera mano una fábrica en la que uno de los ingredientes no se declara por que así lo ha decidido el fabricante y lleva siendo así bastante tiempo sin ningún tipo de problema.

      No es un problema tan grave como el azúcar y lo que le puede acarrear a un diabético, pero el hecho es ese, uno de los ingredientes no aparece en el etiquetado. Y estoy seguro de que no será el único fabricante que lo hace.

      Esto es como todo, los autónomos y el IVA, los políticos y la transparencia, los transportistas y sus horas de descanso, los banqueros y su honestidad con los clientes, los bares y sus cajas registradoras, etcétera. Haber hay una ley, ahora que todo el mundo la cumpla ya es otra cosa.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *