Twitter Facebook Flickr YouTube

Ni mitos ni remedios caseros: así me libré del acné

Como la mayoría de la gente, yo también he tenido algún problema con la piel. Entre ellos el acné. Los problemas surgieron en la adolescencia y me acompañaron hasta terminar la carrera. Lo que más quebraderos me daba eran unos pequeños granitos que me salían en la frente. Fui al dermatólogo y éste me recomendó una crema con peróxido de benzoílo. Es un tratamiento habitual, pero mi piel no pudo suportarlo. Se me secó e irritó la frente. Me resultó tan desagradable que enseguida tiré la toalla. Imaginaba que acabaría curándose solo, con la edad, pero eso no es así, el acné puede acompañarnos toda la vida.

Seguir leyendo en #Fronteras, en el Cuaderno de Cultura Científica de la UPV/EHU >>

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *