Twitter Facebook Flickr YouTube

Cosmética apta para todos los públicos: ¿qué es y para qué sirve cada ingrediente?

Estaba escribiendo un artículo sobre un producto cosmético en concreto, cuando me di cuenta que a la hora de describir cada uno de sus ingredientes tenía que emplear mucha jerga científica, lo cual haría que el artículo en cuestión fuese demasiado técnico. Pero dándole unas vueltas más a la mollera me percaté de que la mayoría de esos tecnicismos se emplean en publicidad sin ningún reparo. Nos hablan de astringentes, de emolientes, de hidratantes, de isotónicos, de tensioactivos, etc. y no creo que el consumidor medio conozca el significado de todos estos términos.

paraben-550x220

Para facilitar a todo el mundo la comprensión de toda esta terminología, y que podamos usarla de forma habitual sin miedo a meter la pata, he decido hacer un pequeño glosario en el que, además de definir el concepto en cuestión, pueda facilitar la lectura de la composición de un gran número de productos cosméticos. Que eso que hacemos los químicos por defecto profesional -leer todos los ingredientes de cada producto que compramos y, obviamente, saber qué es cada cosa- pueda estar al alcance, en gran medida, de cualquiera. De esta forma conoceremos mejor qué es lo que estamos comprando y lo más importante: por qué funciona.

Para el consumidor que tiene ciertas nociones de Química muchas veces también es un engorro interpretar los ingredientes de un cosmético, puesto que para nombrarlos no se usa la nomenclatura de la IUPAC, que es la que se aprende en el colegio, sino que se emplea la INCI, Nomenclatura Internacional de Ingredientes Cosméticos. Para facilitar más las cosas, a lo largo de este artículo voy a emplear la nomenclatura INCI.

inci_0

  • ALÉRGENO O SENSIBILIZANTE

El alérgeno es una sustancia que puede inducir una reacción de hipersensibilidad (alergia). Esta reacción de hipersensibilidad involucra el reconocimiento del alérgeno como sustancia extraña y ajena al organismo en el primer contacto. En exposiciones posteriores el sistema inmunitario reacciona a la exposición de forma excesiva.

Los principales alérgenos empleados en cosmética son compuestos con estructuras cíclicas (con sus átomos enlazados formando ciclos), y un gran número de ellos son aromáticos, por lo que suelen emplearse como perfumes. También son considerados sensibilizantes algunos conservantes derivados del petróleo.

Los cosméticos llamados hipoalergénicos son aquellos cuya composición está limitada a pocos ingredientes (normalmente inferior a diez, para minimizar las probabilidades) y de una casi nula capacidad sensibilizante, por lo que no suelen contener perfumes y emplean parabenos (methylparaben, propylparaben, butylparaben, etc) o Vitamina C (ácido ascórbico) como conservantes .

  • ANTIOXIDANTE

Un antioxidante es una molécula capaz de retardar o prevenir la oxidación de otras moléculas. La oxidación es una reacción química de transferencia de electrones de una sustancia a un agente oxidante. Las reacciones de oxidación pueden producir radicales libres que comienzan reacciones en cadena que dañan las células. Los antioxidantes terminan estas reacciones quitando intermedios del radical libre e inhiben otras reacciones de oxidación oxidándose ellos mismos. Debido a esto es que los antioxidantes son a menudo agentes reductores tales como tioles o polifenoles. En cosmética se utilizan para prevenir la rancidez del producto en cuestión, sobre todo si se trata de un producto graso como un lápiz labial o una crema hidratante, pero no para evitar la oxidación de la propia piel. Los antioxidantes han de administrarse en la dieta.

Los antioxidanetes más habituales para la conservación de productos cosméticos son la Vitamina E (alfa-tocoferol), BHA, BHT, ácido gálico, palmitato de ascorbilo, ésteres de Vitamina C, ácido ascórbico y sulfitos sódicos.

whats-in-the-bottle

  • ASTRINGENTE O ESTÍTICO

Son sustancias que por aplicación externa local (tópica), retraen los tejidos y pueden producir una acción cicatrizante, antiinflamatoria y antihemorrágica. Entre los astringentes usuales en cosmética están los alcoholes (alcohol denat), el alumbre o el clorhidrato de aluminio y el suero salino o cloruro sódico.

  • COMEDOGÉNICO

Se refiere a un producto que produce imperfecciones conocidas como puntos negros (comedón). La textura que no obstruye los poros de la piel se conoce como no-comedogénica.

  • CONSERVANTE

Los conservantes se incorporan principalmente a los productos para evitar su deterioro y prolongar su vida comercial, así como para proteger al consumidor de la posibilidad de infección frente a algún determinado microorganismo patógeno. Normalmente todo producto está expuesto a dos tipos de agentes potencialmente contaminantes durante su uso, como son el medio ambiente y el propio consumidor.

Dentro de ellos encontramos los antioxidantes y los antimicrobianos y antifúngicos. De estos dos últimos habitualmente se emplean los siguientes tipos:

Parabenos: Metilparaben, Etilparaben, Propilparaben y Butilparaben. Utilizados desde hace más de 70 años con un excelente registro de seguridad, estables y efectivos en un amplio rango de pH y estables al calor. Ocupan el segundo lugar tras el agua como ingrediente más utilizado en las formulaciones cosméticas. Considerando el amplio uso que muestran en la industria, la incidencia alérgica es relativamente baja en comparación con otros conservantes, por lo que son considerados los más seguros y de mayor tolerancia para pieles sensibles.

Liberadores de formaldehído: Formaldehido, DMDM hydantoin, Imidazolidinyl urea y Quatermium -15. Son baratos y muy solubles en agua, pero son considerados alérgenos.

Alcoholes como el phenoxyetanol. Excelente bactericida de amplia tolerancia.

Ésteres de glicerido: Como gliceril laurato, gliceril caprato y gliceril caprilato. Su efectividad depende de la longitud de la cadena, no son muy efectivos frente a hongos.

Polialcoholes: Como glicerol, propilenglicol, butilenglicol, pentilelglicol, hexilenglicol y caprililglicol. Su efectividad depende la longitud  de la cadena. No son efectivos frente a hongos pero sí a bacterias. Necesitan de elevadas cantidades para que ejerzan de conservante y esto puede producir comedogenia en algunos casos.

  • EMOLIENTE

Es una sustancia con capacidad para reblandecer, suavizar o restaurar el contenido graso de las capas superficiales de la dermis o el cabello. Funciona como una película aceitosa sobre la piel y su absorción es lenta. En procesos de queratosis, los más utilizados son la glicerina, aceites vegetales (almendra, oliva, etc.), derivados del petróleo como vaselina o parafina líquida, ésteres (PPG-3 benzy ether myristate, isopropyl myristrate, isopropyl palmitate, hexyl laurate, etc.) y siliconas líneales y cíclicas (dimeticona y ciclometicona).

  • EMULSIONANTE O EMULSIFICANTE

Son ingredientes imprescindibles para mezclar los ingredientes de tipo graso y acuoso que, como bien sabemos, son de naturaleza inmiscible (como agua y aceite de mesa) para conseguir unas mezclas estables y duraderas. No presentan una actividad directa sobre la piel, pero son imprescindibles para que el gel o la crema permanezcan homogéneos. Los más habituales son el estearic acid, cetyl alcohol, cetearyl glucose y glyceryl monostearate.

  • HIDRATANTE Y HUMECTANTE

Una sustancia humectante es la que absorbe o ayuda a retener la humedad, mientras que una hidratante imparte o restaura el agua de la piel.

Una crema es humectante cuando actúa en forma de barrera protectora en la piel evitando la evaporación del agua que contiene el tejido. Además, favorece la captación de agua del medio ambiente, la integra a la superficie cutánea y restablece el manto ácido de la piel, el cual protege el cutis contra la acción de factores dañinos del medio ambiente. Estas cremas son ricas en glicerina, urea, alantoína (allantoin), panthenol, propilenglicol, etc.

Una crema es hidratante cuando aporta la cantidad de agua que necesita la célula para sus funciones metabólicas. Las cremas hidratantes actúan en las capas profundas de la piel y pueden ser simples o complejas. Las simples son a base de lanolin y aceites vegetales, y las compuestas contienen sustancias activas, como vitaminas, sales y minerales.

Es importante recordar que cuando sufrimos una quemadura (por acción del calor o de un agente deshidratante como algún ácido) lo que le sucede a nuestra piel es una deshidratación extrema, por eso es conveniente aplicar inmediatamente un agente humectante. Si sufrimos un pequeño accidente doméstico y no contamos con un producto específico para quemaduras podemos emplear directamente aceite de mesa o mantequilla, que formará una capa protectora hidrofóbica que evitará que la piel pierda más agua.

  • ISOTÓNICO

Una disolución es isotónica cuando tiene la misma concentración de soluto (sales) que las propias células, de forma que evita que estas se hidraten o deshidraten en exceso, manteniendo la cantidad de agua de las mismas constantes (ya que así se evita el proceso de ósmosis).

Osmotic_pressure_on_blood_cells_diagram-es.svg (1)

  • SURFACTANTE O TENSIOACTIVO

Son sustancias presentes en jabones, detergentes, acondiconadores y en las cremas se utilizan como emulsionantes. Estas sustancias son capaces de integrar productos hidrófobos (con aversión por el agua, como grasas, aceites y ceras) con podructos hidrófilos (con afinidad por el agua), ya que químicamete presentan doble naturaleza: hidrófila e hidrófoba, lo que se denomina carácter anfifílico. (En un artículo anterior ya hice una descripción más pormenorizada del funcionamiento de un jabón)

Aunque estos compuestos varían considerablemente en su estructura química, las moléculas de todos ellos se caracterizan por tener una cadena hidrocarbonada no polar (hidrófoba), soluble en grasas, y un extremo polar (hidrófilo), soluble en agua.

Según la carga de la molécula se pueden clasificar en:

Tensioactivos aniónicos: Contienen carga negativa en solución acuosa.
Tensioactivos catiónicos: Contienen carga positiva en solución acuosa.
Tensioactivos no iónicos: No se disocian en el agua, por lo que carecen de carga y apenas alteran la función barrera cutánea.
Tensioactivos anfóteros: Dependiendo del pH se comportan como aniónicos o catiónicos. Tienen capacidad para formar un ion tensioactivo con cargas tanto negativas como positivas, según el pH. En pH ácido se comportan como catiónicos. En pH básico, como aniónicos.

d_201207_consumer_awareness_label

Después de leer todo esto ¿te sientes capaz de leer la etiqueta de alguno de tus productos cosméticos y entender qué es casi cada ingrediente y para qué sirve? Haz la prueba.

Fuentes
Nuevos alérgenos en cosmética. Luis Conde-Salazar Gómez y Felipe Heras Mendaza. Servicio de Dermatología. Instituto de Salud Carlos III. Madrid. España.
Diccionario de ingredientes cosméticos. 4ªEd. F. Carrasco.
Glosario de cosmética y dermatología de La Roche-Posay.
Siliconas y sus derivados organomodificados. Utilización en cosmética (I)
Cosmética a medida.

Este artículo participa en la XXVII Edición del Carnaval de Química, alojada en el blog de Bernardo Herradón GarcíaEducación química

logo

    12 comentarios en "Cosmética apta para todos los públicos: ¿qué es y para qué sirve cada ingrediente?"

    • Manuel says

      Brutal síntesis de algo que parece a primera vista, incluso para los duchos en química “tradicional”, insondable de manera fácil y rápida. Y sin embargo aquí está. Bravo.

    • Hola Deborah,
      Gracias por la entrada. Es como si fuese para mí porque llevaba tiempo pensando en esto de los cosméticos y todas las cremas que te venden como milagrosas. Has hecho un trabajo excelente y me será muy útil.
      Un beso,
      Laura

    • Ununcuadio says

      Como es habitual una fantástica entrada!, que además me ha recordado que cuando más química me siento es al leer las etiquetas de todo… xDD

    • Luisa says

      Muy buen post, enhorabuena, tiene una información muy útil y centrada en lo importante, es importante conocer todos los productos y no utilizarlos si no estamos seguros de que necesitemos esos componentes, también es importante este aspecto a la hora de cuidar nuestra salud, enhorabuena por el post

      • deborah says

        Muchas gracias, Luisa.

    • Que buen comentario. Todavia se encuentran art

    • Excelente articulo. Estaba buscando informacion al respecto. Gracias por compartir con la gente.

    • Me encanta, muchísimas gracias, es un post práctico y genial

      muakssss

    • Mildre says

      Hola Deborah,
      acabo de descubrir tu blog gracias al libro de José Manuel López Nicolás. He de decir que me he quedado enganchada y me ha encantado. Gracias por divulgar todo tu saber!

      Por cierto, ¿tienes algún post donde comentes qué sería bueno encontrar en una crema hidratante para la cara?, ¿alguna recomendación o consejo sobre si usar cremas o no?, ¿alguna marca en concreto?.

      Un saludo.

      • Deborah García Bello says

        Hola Mildre.
        Recientemente publiqué un artículo relacionado con las cremas hidratantes de cara, sobre cómo funcionan y para qué sirve cada ingrediente. Éste es el enlace: http://dimetilsulfuro.es/2016/09/27/la-crema-hidratante-mas-barata-es-la-mejor-opcion/
        También tienes mi último libro ‘Todo es cuestión de química’ en el que trato muchos aspectos de la ciencia cotidiana, entre ellos sobre alimentación y cosmética.
        Igual que se aconseja usar gel de ducha para mantener sana la piel, lo mismo ocurre con las cremas. Como mínimo es aconsejable usar una buena crema hidratante de rostro, y no sólo por estética, sino principalmente por salud.
        Gracias por tu comentario.
        Un abrazo,
        Deborah

    • Laura says

      Llego un poco (muy) tarde, pero genial post. Gran información. Gracias 🙂

    Trackbacks

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *