Twitter Facebook Flickr YouTube

Los cuatro casos que nos han hecho dudar de la seguridad de los cosméticos

LouiseTaylor

Tal y como se ha explicado en el artículo anterior, ¿Son seguros los cosméticos?, antes de llegar al mercado cada producto ha de pasar un exhaustivo control. A pesar de ello, cada cierto tiempo salta alguna alarma en forma de noticia sobre retirada de productos, ingredientes prohibidos, boicots contra marcas, etc. A continuación les contaré cuatro sonados casos que nos hicieron dudar de la seguridad de los cosméticos. Les resultarán familiares. Veamos qué fue lo que sucedió. 

  1. LAS CREMAS DE MERCADONA

1Esto sucedió en agosto de 2012, pero todos los años se vuelve a compartir a través de las redes sociales como si fuese una nueva noticia y, desde entonces, la alarma reaparece cada verano.

La supuesta alerta consistía en que Mercadona se había visto obligada a retirar 11 de sus cosméticos. La causa era que en ellos se incluían dos ingredientes a partir de los cuales se podrían producir unos compuestos cancerígenos denominados nitrosaminas.

Lo que ocurrió realmente es que estos cosméticos sí llegaron al mercado porque cumplían con todos los requisitos establecidos en el reglamento y, por tanto, pasaron los controles sanitarios de la AEMPS (Agencia Española del Medicamento y el Producto Sanitario). Los productos, fabricados para Mercadona bajo la marca Deliplus por RNB Laboratorio cosmético, sí fueron retirados del mercado, pero no porque la AEMPS lo ordenase. Los laboratorios fueron los que se percataron de la posible incompatibilidad entre aquellos dos ingredientes y, por iniciativa propia, decidieron reformularlos para adaptarse a la legislación -que ya contempla esa incompatibilidad-.

Cada vez que un laboratorio decide reformular un producto y retirar del mercado el producto antiguo, ha de notificarlo a la AEMPS y ha de volver a pasar los controles. Como sabemos, la AEMPS se encarga de notificar públicamente estos cambios. En su nota informativa, que puede consultarse aquí, la AEMPS asegura que los productos retirados nunca entrañaron riesgo para la salud y que no se detectaron nitrosaminas en su composición.

Estas cremas nunca llegaron a implicar riesgos. La actuación de Mercadona de reformularlos por iniciativa propia fue ejemplar pero, por culpa de aquello, siguen suscitando dudas en los consumidores y siguen proliferando rumores al respecto en las redes sociales.

2

  1. EL PROTECTOR SOLAR INFANTIL RETIRADO DEL MERCADO

En junio de 2016 aparece en la prensa gallega la noticia de que hay varias cremas solares infantiles de una marca muy conocida que han sido retiradas bruscamente del mercado. A través de las redes sociales y de whatsapp circularon una serie de mensajes de desconfianza hacia la marca y de preocupación, junto con parte de la nota informativa que el Instituto Galego de Consumo hizo llegar a los establecimientos en los que se vendían los productos. En esta nota se alertaba de un peligro indefinido y se llamaba a la destrucción o devolución de los productos allí citados.

3

Lo que sucedió realmente, según el Servizo de Inspección, Vixilancia do Mercado e Seguridade dos Productos de Galicia, es que se informó de un error en el etiquetado de los productos, en concreto de sus instrucciones en francés. La alerta partió de la propia compañía que fabrica la crema solar con la intención de subsanar el fallo en las etiquetas.

El error en el texto de la etiqueta en francés fue que se omitió el «no» en la recomendación de no exponer al sol a niños y bebés en las horas de sol más intenso. Tras recibir la notificación europea sobre el producto, se remitió un oficio interno a los inspectores de Consumo y a la Consellería de Sanidade, encargados de verificar que efectivamente el producto no se encontraba en el mercado gallego, y estos fueron los que redactaron la circular que llegó a los establecimientos y que, días más tarde, se filtró parcialmente en las redes sociales, dando lugar a equívocos y a alarmas.

Estos productos nunca supusieron un riesgo para la salud. Aun así, las partidas que tenían ese error de etiquetado fueron retiradas del mercado.

4

  1. BARRAS DE LABIOS CON PLOMO

Cada cierto tiempo irrumpe en las redes sociales la alarma de que existen labiales que contienen plomo en su composición. Aparecen acompañados de imágenes con las supuestas manchas que producen sobre los labios y con videos tutoriales para detectar qué labiales contienen plomo. Los vídeos que circulan son bastante rudimentarios y no responden a un criterio científico, es decir, no sirven como método para detectar la presencia de plomo. La mayoría se basan en la creencia de que al frotar un labial con una pieza de oro, si el color se oscurece, es que tiene plomo. Químicamente no tiene ningún fundamento.

5

En vista de la proliferación de estas informaciones, la AEMPS hizo una nota informativa pública en la que asegura que el plomo es uno de los ingredientes prohibidos en cosmética en el reglamento europeo, así que es imposible que un producto con plomo hubiese pasado los controles sanitarios y llegase al mercado.

No hay labiales con plomo en el mercado, así que todas las alarmas creadas al respecto son falsas.

6

  1. EL BOICOT A LAS GRANDES MARCAS POR EXPERIMENTAR CON ANIMALES

Si hacemos una búsqueda rápida por internet en busca de listas de marcas que experimentan con animales nos puede dar vértigo. Estas listas existen, pero ¿responden a la realidad?

7

Como ya he explicado en el artículo anterior, en la UE existe un contundente reglamento sobre productos cosméticos. En el artículo 18 del reglamento se especifica que está totalmente prohibida la experimentación animal en toda la Unión Europea. Los organismos encargados de verificar que el reglamento se cumple también se encargan de controlar que ningún cosmético fruto de la experimentación animal llegue al mercado europeo. Los controles en frontera también evitan que lleguen al mercado europeo productos cosméticos de países en los que la experimentación animal está permitida.

8

Es imposible comprar legalmente un cosmético en Europa que haya sido fruto de la experimentación animal. Las listas que circulan por las redes o bien hacen referencia a países de fuera de la UE, o bien son bulos.

Actualmente también se recomienda no utilizar como reclamo publicitario el hecho de no testar en animales, ya que en el reglamento (UE) No 655/2013 en el que se establecen los criterios comunes a los que deben responder las reivindicaciones relativas a los productos cosméticos, dice:

  1. Las reivindicaciones relativas a productos cosméticos han de ser objetivas y no denigrar a los competidores, ni denigrar ingredientes utilizados legalmente.
  2. Las reivindicaciones relativas a productos cosméticos no deben crear confusión con productos competidores.

Publicitar un producto como «no testado en animales» supone violar estos dos puntos del reglamento, ya que sí denigra a los competidores e induce a error en el consumidor.

9

Los sellos utilizados para denotar que una marca no testa en animales también están en desuso en la UE por el mismo motivo.

CONCLUSIONES

Tanto el reglamento como los organismos que velan por su cumplimiento nos garantizan que los productos cosméticos de curso legal son seguros, no contienen ingredientes peligrosos ni sospechosos de ser peligrosos, se fabrican adecuadamente y sin poner en riesgo a animales.

Para saber qué se especifica en ese reglamento y cómo controlamos que se cumpla puede consultar el siguiente artículo: ¿Son seguros los cosméticos?

Cada vez que nos tropecemos con alguna información que cuestione la seguridad de un producto primero debemos cuestionarnos la veracidad de esa información. A veces sólo con leer el artículo completo o acudir a fuentes fidedignas y oficiales, llegaremos a la verdad del asunto.

Fuentes

Reglamento (CE) Nº 1223/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo de 30 de noviembre de 2009, sobre los productos cosméticos.

Real Decreto 1599/1997, de 17 de octubre, sobre productos cosméticos.

Real Decreto Legislativo 1/2015, de 24 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos.

Orden SSI/2375/2014, de 11 de diciembre, por la que se modifica la Orden SPI/2136/2011, de 19 de julio, por la que se fijan las modalidades de control sanitario en frontera por la inspección farmacéutica y se regula el Sistema Informático de Inspección Farmacéutica de Sanidad Exterior.

Nota informativa de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios AEMPS. GARANTÍAS SANITARIAS DE LOS PRODUCTOS COSMÉTICOS. Fecha de publicación: 11 de febrero de 2016.

Diario Oficial de la Unión Europea L 190/31, 11.7.2013

Reglamento (UE) No 655/2013 de la comisión del 10 de julio de 2013 por el que se establecen los criterios comunes a los que deben responder las reivindicaciones relativas a los productos cosméticos.

Artículo «Alarma en la comunidad escolar ante una alerta de Consumo sobre un protector solar infantil» publicado en La Voz de Galicia por M. BALLESTEROS el 15 de junio de 2016.

Artículo «¿Mercadona retira cosméticos? Sí, hace dos años» publicado en OCU.org en abril de 2014.

Imagen de portada de Louise Taylor

 

    13 comentarios en "Los cuatro casos que nos han hecho dudar de la seguridad de los cosméticos"

    • Pepa Coma says

      Tengo una duda, Deborah. A España llegan productos cosméticos fabricados en China y allí experimentan con animales. ¿No? ¿O estoy equivocada?
      Luego hay marcas que dicen que no testan en animales, pero para acceder al mercado chino sí lo hacen en dicho pais. ¿Es correcto o me estoy montando la película yo solica???
      Muchas gracias, sigo tus post con mucha atención e interés. Son muy interesantes y sencillos de entender para cualquiera que no tenga formación científica.
      Pepa

      • Deborah García Bello says

        Hola Pepa. Muy buenas preguntas.
        Con respecto a los cosméticos fabricados en China: si han llegado a comercializarse en Europa es porque han pasado los controles en frontera, es decir, que han superado nuestra ley en cuanto a composición, fabricación, etiquetado, etc, y entre esos requerimientos está el no proceder de una fábrica que permita la experimentación animal. Si el producto es legal, vendido en una superficie comercial legítima, aunque sea “made in China” puedes estar segura de que ningún animal ha sufrido para testar ni el producto acabado, ni el prototipo, ni ninguno de los ingredientes de su composición.
        Un saludo y gracias.

        • Pepa says

          Muchas gracias a ti por tu atención!

    • Mar says

      Respecto al punto de la experimentación animal, si que son necesarias las listas de las marcas que testan en animales para su comercialización en china (por ejemplo). Aunque a mi mano no llegue ningún champú o cualquier otro producto que haya sido testado, si no estoy de acuerdo con que lo hagan en Europa, tampoco estaré de acuerdo a que lo hagan en otros países. Por lo tanto no compraré una marca que, aunque en Europa no teste, lo haga en otros sitios, por mucho que la legislación china en este caso les obligue.
      Es cuestión de ética, han habido muchas marcas que se han negado a vender en el mercado asiático ante la imposición de testar en animales, así que yo seguiré comprando esas marcas y agradeceré que asociaciones animalistas investiguen y saquen listas para saber quién realmente testa o no.

      Referente a los otros puntos del artículo, muchas gracias por la info, la verdad es que tantos bulos que corren por la red ya saturan y me ha aclarado ciertas dudas.

      Un saludo!

      • Luis says

        Buenas Mar!!!

        Una pregunta, cuáles son esas marcas que, no solo no experimentan con animales, si no que hasta se niegan a meterse en el mercado asiático por ese motivo?
        Es más, cuáles son esas listas de asociaciones animalistas que son más fiables?

        Perdona tanta pregunta, estoy empezando ahora con la preocupación por que estos productos no sean testados en animales, y estoy completamente lleno de desconfianza. No quiero que me la cuelen pero quiero poder decir que uso pasta de dientes, gel, espuma de afeitar y demás sin haber hecho daño a nadie!!!

        Muchas gracias!!

        • Deborah García Bello says

          Es más sencillo que todo eso: compra cosmética en Europa.
          Ten en cuenta que las marcas más importantes e internacionales de cosmética son las que más están presionando a China para que cambie su reglamento.

    • Dayana says

      Hola! Que interesante Post.
      Te leo desde Uruguay y aquí tendría que buscar información de si marcas que circulan legítimamente en el país, testean o no en animales.
      Quedo muy agradecida por la información que nos brindas, ya que siempre nos llegan cadenas de mail o en whatsapp acerca de marcas que puedan contener componentes perjudiciales para nuestra salud. Hace poco recibí una acerca de los parabenos y llegue a este blog por ese tema… donde me saque la duda con excelente información y aprendiendo cosas nuevas…

      Un saludo especial,
      Dayana.

    • Alejandra says

      Yo he escrito a marcas como loreal preguntando si era cierto que experimentaban con animales y ellos mismos me han confirmado que si, y loreal sino me equivoco se fabrica en francia, no?

      • Deborah García Bello says

        Esto que cuentas es falso. Ni L’Oréal ni ninguna otra marca testa sus productos en animales para venderlos en Europa.

    • Luis says

      Hola Deborah

      En primer lugar muy buen post y te agradezco la información y la intención, pero no te voy a mentir en que algo de dudas me deja.

      Al parecer si un producto es vendido en Europa es seguro de que no ha venido del más mínimo sufrimiento animal ni en cuanto a testeo ni en cuanto a experimentación.

      Pero si por ejemplo esa marca que vende en Europa, también lo hace en China, de qué sirve que ese producto sea “limpio”?
      Me explico, yo soy una marca famos, cojo, experimento con animales en China porque puedo, saco las conclusiones que sean, y traslado esas conclusiones a mis productos europeos. Vale, respecto a Europa no he experimentado, pero me he servido de unos resultados que sí que nacen de la experimentación animal…

      Espero haberme explicado, es que soy supernuevo en esto y esto lleno de dudas y sobre todo de desconfianza en las marcas…

      Muchas gracias!!!

      • Deborah García Bello says

        Hola Luis. La duda que tienes es muy habitual. Como en Europa no se puede experimentar con animales, estas empresas hacen sus pruebas in vitro, con piel artificial (actualmente podemos “imprimir” piel) y obviamente el ultimo paso se hace con personas, como en cualquier ensayo clínico. Hay que hacerlo de esta manera para poder sacarlo al mercado en Europa. No puedes servirte de otros ensayos en el extranjero porque no cumplen con los requisitos de la UE, así que de nada te sirve hacer un test en animales en el extranjero, si luego no puedes usarlos para probar la seguridad y eficacia de tu producto.
        Lo que hacen las empresas que también venden en China es probar sus productos en animales allí, pero al ser los mismos productos que venden en Europa, ya han sido testados aquí previamente, así que ninguno de ellos va a ocasionar ningún daño.
        Las empresas más potentes del mercado están presionando mucho a China para que permitan acceder a su mercado sin testar en animales. Lo conseguirán pronto, sobre todo gracias a la piel artificial.
        Gracias a ti y un saludo.

    • Susanna says

      Buenas noches.
      Se sigue experimentado con animales en Cosmética. Pantene, por ejemplo,sigue testando…Unilever y un larguísimo listado de marcas. L’Oreal testa, y lo niega, y testa con animales. Por lo tanto, no compro nada, absolutamente nada que no me indique que está libre de Crueldad Animal.
      Gracias

      • Deborah García Bello says

        Eso es falso. Ninguna de esas marcas testan en animales porque está prohibido. En Europa decir que, como marca, eres ‘Cruelty free’ es decir una obviedad (todas lo son) y poner en tela de juicio que las demás no lo sean. Es una estrategia publicitaria que se sirve del poco conocimiento general que hay sobre legislación.
        De hecho, se acabará prohibiendo usar ese eslogan como estrategia de marketing, ya que tiene el mismo sentido que publicitar un producto cosmético como ‘Libre de plutonio radiactivo’.

    Trackbacks

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *