Twitter Facebook Flickr YouTube

¿La crema hidratante más barata es la mejor opción?

img_20160927_155351

Cada cierto tiempo se publican noticias que cuestionan la eficacia de los cosméticos. Ayer llegaba a la prensa el resultado de un estudio de la OCU sobre cremas hidratantes para la cara. La conclusión fue que la mejor crema hidratante del mercado es, sorprendentemente, la más barata.

Las preguntas que nos asaltan son ¿Funcionan las cremas hidratantes? ¿Está justificada la diferencia de precios? Las respuestas, a continuación.

¿CÓMO FUNCIONAN LAS CREMAS HIDRATANTES?

imagen1

Nuestra piel está formada por tres capas: epidermis, dermis e hipodermis. Las cremas hidratantes sólo actúan sobre la capa más superficial, la epidermis. La parte más superficial de la epidermis, el estrato córneo, está formado por unas células denominadas corneocitos. En la imagen superior se corresponden con las células naranjas aplanadas. Estas células son el resultado de la transformación de células vivas en células estructurales. Este proceso de transformación se denomina queratinización, ya que los orgánulos de estas células se disuelven y su interior queda lleno de queratina.

Durante el proceso de queratinización, las células exudan parte de las sustancias que dan lugar a la película hidrolipídica, que en la imagen se corresponden con las bolas azules de la superficie. Esta película contiene, entre otras, aminoácidos, sebo, agua y ácido láctico, que confieren elasticidad, acidez y protección frente a las agresiones bacterianas.

El agua que llega hasta la superficie de la piel proviene del interior, de la dermis, y se va perdiendo por evaporación hacia el exterior. El proceso inverso no sucede, el agua no penetra más allá de la dermis. Las cremas hidratantes no aportan agua, sino que evitan que la piel la pierda. La pérdida excesiva de agua causa envejecimiento prematuro, pérdida de suavidad, firmeza y resistencia frente a agresiones ambientales, etc.

Los principales grupos de sustancias que ha de tener una crema hidratante son los emolientes, oclusivos y humectantes.

hidratante2

Los emolientes rellenan los intersticios entre los corneocitos, aportando flexibilidad y suavidad.

Los oclusivos forman una barrera impermeable sobre la piel que evita la evaporación de agua y dan sensación de tersura.

Los humectantes son sustancias que captan el agua ambiental, son altamente higroscópicas, y actúan impidiendo la pérdida de agua de la piel.  La investigación y el desarrollo de cosméticos ha puesto el foco especialmente en esta familia de sustancias, ya que las moléculas más novedosas son las que permiten mantener la hidratación de la piel durante más horas y no dan problemas de oclusión en pieles grasas.

Las sustancias hidratantes más punteras de la actualidad son los hialuronatos. Los hialuronatos son derivados del ácido hialurónico, capaces de captar 1000 veces su masa en agua.  La capacidad de penetración en la piel y por tanto su efecto de relleno es limitado, pero existen fórmulas innovadoras denominadas comercialmente hialuronatos hidrolizados o fragmentados, capaces de difundir hasta la dermis.

La crema que encabeza el ranquin no contiene este tipo de sustancias humectantes innovadoras, sino que se basa esencialmente en oclusivos, como derivados de la silicona y emolientes sencillos como la glicerina, que es el ingrediente principal.

¿A QUÉ SE DEBE LA DIFERENCIA DE PRECIOS?

hidratante3

En la imagen superior aparecen representados los principales parámetros que influyen en el precio final de un producto cosmético.

Algunos de esos parámetros no mantienen relación con la funcionalidad del producto, sino que hacen referencia a la necesaria inversión en servicios, marketing y formación científica de proveedores. Una forma de abaratar costes es minimizar o prescindir de la plantilla de trabajadores que se dedicaría a estas funciones. Como ejemplo de estas prácticas tenemos a la crema de marca blanca que salió mejor posicionada en el ranquin de la OCU, ya que sólo se vende en una gran superficie, sin personal con formación científica encargado de aconsejar al cliente, sin invertir en posicionamiento en punto de venta o publicidad en medios de comunicación. En este caso el ranquin de la OCU les ha servido como campaña publicitaria gratuita. No es la primera vez que la OCU pone en la cabeza de la clasificación a esta compañía y a este tipo de productos cosméticos de bajo coste.

Los otros parámetros atienden directamente a la funcionalidad del producto, es decir, a aspectos científicos relacionados con la investigación, el desarrollo y la calidad de la materia prima.

El desarrollo de un nuevo cosmético necesita entre dos y ocho años desde que se empieza a investigar hasta que llega al punto de venta. En ese largo proceso se busca no sólo la efectividad de las nuevas moléculas, sino su seguridad y tolerancia. Las grandes compañías del sector cosmético invierten cientos de millones de euros anuales en investigación y cuentan con miles de investigadores en plantilla.

Otro ejemplo esclarecedor lo encontramos en las patentes. Cada nueva molécula que se desarrolla en un laboratorio cosmético se registra por 5 años, renovables hasta un máximo de 25. Patentar una molécula en la Unión Europea cuesta alrededor de 35.000 €. Aunque pueda parecernos un precio elevado, la inversión más fuerte no está en la propia patente, sino en todo lo invertido hasta llegar a una molécula que se quisiera proteger con una patente.

Una vez caducada la patente, la molécula puede ser empleada por cualquier fabricante, con lo que el conocimiento y el avance científico se democratiza en pocos años.

Una forma efectiva de reducir costes es formular la crema con sustancias libres de patentes, menos innovadoras y, en consecuencia, menos funcionales. La crema que encabeza el ranquin está formulada con ingredientes baratos y libres de patentes.

La forma más efectiva de reducir costes y que por tanto la crema sea de las más baratas del mercado es: no invertir en investigación y desarrollo, no invertir en científicos, no invertir en ciencia.

Fuentes

Informe de la OCU sobre cremas hidratantes del 26/09/2016

Dimetilsulfuro: Cosmética apta para todos los públicos: ¿qué es y para qué sirve cada ingrediente?

    29 comentarios en "¿La crema hidratante más barata es la mejor opción?"

    • Ricardo Saiz Nanin says

      No das ninguna respuesta . ¿ Es buena ,o no es buena? No te mojas… no defines que componentes debe llevar una buena crema hidratante y si esta crema los lleva.

      • Deborah García Bello says

        Hola Ricardo. En el artículo menciono los emolientes, oclusivos y humectantes, y explico que esta crema no contiene los componentes más innovadores y que dan mejores resultados. No por ello es mala, ni mucho menos, pero difícilmente será la mejor. Incluso una crema de 3€ ha pasado los controles sanitarios. Esto implica que es segura, pero no implica que sea igual de eficaz que las otras. Tampoco está especialmente formulada para pieles sensibles, con alergias o intolerancias.
        El otro punto a considerar es que tampoco es fruto del resultado de la inversión en investigación científica…

        • Pedro says

          No es resultado de la última investigación, pero sí de otras anteriores. Que algo sea nuevo no lo hace mejor, necesariamente. Del mismo modo algo antiguo no es malo, per se. El estudio compara la crema con otras muy actuales con muchas “investigación puntera” que no ofrecen resultados mejores…

    • @Escepticismo says

      Genial artículo, Deborah. Justo en este momento acababa de leer el otro artículo que escribiste en el que criticabas el mal estudio realizado por la OCU sobre las BB cream en la que posicionaba entre las 4 mejores a una crema de súper que no cumplía con uno de los 3 requisitos para ser BB cream, la protección solar.
      Me alegra ver que no te amedrentaron las críticas y que sigues defendiendo que, aunque lo más caro no siempre es lo mejor, lo barato también puede salir caro, pues menos precio también puede significar menos investigación detrás y menos eficacia en el producto que compramos.

      Gracias.

    • Macarena says

      ¿Quieres decir que la calidad a bajo precio es imposible?
      ¿No podría compensar este tipo de publicidad a la inversión del producto?

      • Deborah García Bello says

        Hola Macarena.
        Una crema de menos de 3€ puede tener cierta calidad. Efectivamente ha pasado los controles sanitarios, será segura, pero difícilmente va a ser la de mejor calidad en cuanto a eficacia.
        La inversión que se hace en ciencia, en I+D, en la mayoría de las cremas de coste medio del estudio de la OCU sobrepasa con creces a la inversión que se hace en publicidad.

    • Esther says

      Una breve aclaración: las patentes se renuevan cada año, no cada 5 años. Y su duración es de 20 años desde la solicitud. Solo en el caso de productos farmacéuticos y bajo determinadas condiciones se puede llegar a ampliar en 5 años más este periodo de 20 años. Pero para eso hay que solicitar lo que se denomina CPC (Certificados complementarios de protección).
      http://www.oepm.es/es/invenciones/cert_comp_proteccion/

      • Deborah García Bello says

        Gracias por la aclaración, Esther 😉

    • sonia says

      Estupendo artículo, muchas gracias por toda la informacion.

    • Merche says

      Hay una cosa irrefutable, el análisis lo ha hecho un laboratorio independiente y lo ha hecho con botes blancos sin referencia alguna sobre la marca. Creo que rechina mucho que otorguen el mejor a la más barata…. La que vale 70 veces más debería plantearse más de una pregunta. Y todo el que asesora esta cualificado….!!!!!

    • Carles Molina says

      Unos apuntes respecto a las patentes: no se trata de 5 años renovables hasta 25, creo que te has confundido con los registros de Diseño Industrial. Una patente tiene una duración máxima de 20 años, no es que haya un mínimo sino que se van pagando tasas que dependen del país (en España a partir del tercer año). La única excepción son las patentes de productos farmacéuticos o fitosanitarios, que pueden solicitar un Certificado Complementario de Protección (CCP) por un máximo de 5 años, lo que sumados a los 20 da un total de 25… pero solo para estas, los productos cosméticos no caen en este ámbito.

      El precio dependerá del número de países a los que se quiera llevar la patente: la actual patente europea es una tramitación común pero, una vez se concede (lo que puede llevar años), el solicitante tiene 3 meses para validarla en los países del convenio europeo que le interesen:
      https://www.epo.org/about-us/organisation/member-states.html

      Esta validación puede comportar una traducción, tasas, etc. Una vez validada, se convierte en una patente nacional de ese país, con sus anualidades, etc.

      En principio esto tenia que cambiar en 2017 con la llamada Patente Unitaria, pero el tema del Brexit ha dejado todo un poco en pausa.

      Qué rollo te he metido… 😛

      • Deborah García Bello says

        Carles, muchas gracias por las puntualizaciones 😉

    • María says

      Que una fórmula con productos menos innovadoras es menos funcional?? Menuda conclusión sacas. Hay moléculas descubiertas antaño que perduran en el tiempo y son efectivas, de hecho ole por el que formule una buena crema con productos ya existentes y con efectividad demostrada a lo largo de los años, y así encima consiguen hacer una crema más barata, dónde está el problema?

      • Deborah García Bello says

        Hola María. La innovación suele suponer mejor funcionalidad, una mejora con respecto a lo anterior. De lo contrario no debería llamarse innovación. Por supuesto que hay moléculas que se llevan usando muchísimo tiempo y que son efectivas, y además libres de patentes, con lo que su uso se ha democratizado y pueden incluirse en todos los cosméticos a bajo coste. Lo bueno de este sistema en el que las patentes caducan es que incluso los productos baratos son buenos productos, ya que hacen uso del avance científico propiciado por los laboratorios que se dedican a ello. Que sean buenos productos no implica que sean los mejores. Los nuevos activos suponen ventajas frente a los antiguos, y permiten formular productos más eficaces y selectivos.
        El problema, o la crítica, es que si nos conformamos con la crema barata, no habría motivos por los que seguir investigando y progresar. Lo bueno de todo esto es que en el mercado tienes todas las opciones y eres libre de decidir cuál es la opción que mejor se adapta a tus convicciones y a tus necesidades.

    • Manu says

      Deborah, al igual que en los post de arriba, tengo la sensación que no te mojas y esperaba un análisis de fondo.

      Es evidente que detrás de las cremas hay un largo camino que se ha recorrido y que no habría sido posible sin esa fuerte inversión, que luego se repercute en el precio final de venta al publico. Pero, ¿es realmente necesario?. ¿Cumplen la función las cremas baratas?. ¿Es cuantificable la mejoría (¿como se podría medir?) de una crema sobre otra?.

      ¿Por qué hay gente que sigue usando como desodorante la piedra de alumbre y otros usan Hugo Boss?.

      El último argumento de “es que si nos conformamos, no habría motivos por los que seguir investigando y progresar” da un poco de risa. Espero que no compres marcas blancas en ningún supermercado y que hagas siempre la compra en el Hypercor. Y que tampoco hayas comprado en un chino.

      • Deborah García Bello says

        Hola Manu. Se me ocurre un símil para responderte a las preguntas que planteas: “¿Es realmente necesario? ¿Cumplen la función las cremas baratas?” Si hicieses estas preguntas con respecto a los automóviles que tenemos en la actualidad comparándolos con los de hace 20 años ¿qué me dirías? Hace 20 años también te servían para ir de viaje, pero hemos avanzado mucho en comodidad, eficiencia, seguridad, funcionalidad, etc. Algo similar ocurre con el progreso de la cosmética. Todo depende del valor que le quieras dar a ese progreso y si estás dispuesto a pagarlo o no. Como cuando compras un automóvil… Hasta los automóviles más económicos se han beneficiado de los avances tecnológicos que en su día empezaron a integrarse en los de alta gama.

      • Maria M says

        Hago mi propia cosmética y tengo más q demostrado q al menos la crema funciona mejor q cualquier marca comercial. El principal motivo es xq yo uso un 30% de agua mientras q la cosmética comercial usa un 60% en el mejor de los casos. (Sin entrar ya en calidad de ingredientes), eso abarata mucho los costes.

        A Manu le digo q sí es cuantificable por el aspecto de la piel. Y en cuanto al desodorante no sé si era retórico pero existen claras razones para usar uno u otro. Al contrario q las cremas no conozco desodorantes naturales q funcione mejor q los comerciales, pero sí igual q el mejor transpirable del mercado.

        Es cierto q la cosmetica comercial es mucho más atractiva q la casera (olor, textura, duración…) pero sus efectos son peores, y no estoy descubriendo nada q un científico no sepa, entonces, qué se investiga realmente?

        Vivimos en un mundo cada vez más consumista, y en términos generales es cierto q se ha avanzado mucho, pero tb es cierto q se estudia el modo de vender más, haciendo aparatos de duración limitada o porqué crear una crema cuando puedo vender más, de día, de noche, para el contorno…

        • Deborah García Bello says

          Hola María. Hay unas cuentas cosas que estás obviando, y es que cuando haces cosmética casera, no tienes que pasar ningún control sanitario, ni ningún control de eficacia, más allá del “a mí me funciona”. Sobre todo a nivel sanitario, no se puede decir que un cosmético casero es mejor, en ningún caso, que un cosmético diseñado por un formulador y fabricado con todas las medidas sanitarias que exige la ley.
          Se investiga para progresar, para hacer productos mejores, en todos los sentidos: que sean más eficaces, más duraderos, más seguros, con mejores texturas…
          Cuando se tiene un problema en la piel, se opta por la ciencia, no por experimentos caseros. Y cuando realmente te preocupa tu salud, también optas por la ciencia, no por experimentos caseros. ¿Acaso proteges tus dientes con algo que no sea un dentrífico, vas a la playa sin protección solar, si te sale un eccema, si tienes un brote de acné, no acudes a tu médico?

    • María says

      Interesante artículo. No he probado esta crema (lo he intentado, pero siempre está agotada), pero como sufridora de piel atópica y varios problemas dermatológicos derivados, quería comentar que no tengo muy claro que las nuevas moléculas que se van descubriendo sean necesariamente mejores. Para las manos y el cuerpo he probado muchas cremas caras, de farmacia, de tiendas naturales, etc. y terminé comprobando que la que mejor me va es la Nivea de lata azul (y conozco a más personas que opinan lo mismo).
      El I+D es imprescindible, está claro, pero por desgracia casi todo es marketing.

      • Deborah García Bello says

        Hola María. Es común lo que comentas. Hay casos particulares, pieles atópicas, sensibles, etc. en los que se hace tan difícil acertar con un producto que acabamos rendidos al más económico porque nada parece funcionar. Pero un caso particular no podemos extrapolarlo a lo general. Y lo general es que sí hay grandes avances en cosmética, y avanzar, innovar, implica mejorar. Esas mejoras pueden ser más sutiles o más evidentes, pero siempre van a suponer un progreso. Eso no implica que lo anterior quede invalidado. La crema que comentas fue un gran producto en su momento, aunque en la actualidad su formulación haya quedado algo obsoleta, sigue teniendo las propiedades que tenía en el pasado. Si a ti te funciona, estupendo, has encontrado un cosmético muy económico que se adapta a tus necesidades. De eso se trata.

      • Echipi says

        Hola Maria,
        Debo decirte que en muchas ocasiones el hecho de tener una piel atopica, o reactiva mas bien, implica que muchas de las cremas, cargadas de activos beneficiosos para la piel le hagan reacción.
        Tu caso lo he escuchado miles de veces.
        Y piensa una cosa….. Es normal que la “nivea del tarro azul” como tu comentas en este post no suela hacer reacciones, puesto que carece de activos que hagan “algo” a la piel. Ni bueno ni malo.
        Únicamente rica en parafinas y vaselinas hacen un efecto guante de plastico, para evitar que entren en contacto con nuestra piel Cualquier tipo de bacteria….
        Evita la evaporación del agua de la piel??
        SIIII!!! pero cuidado!!! Por oclusion!! Por taponamiento a base de vaselinas y parafinas, que si bien dejan la piel muy suave, no dejan respirar bien a la piel y si no haces uso de limpiadores intensos para eliminar este tipo de cremas…..las reacciones pueden ser muuuuy intensas en cuanto a taponamiento del poro y consecuentes pequeñas o grandes infecciones en foliculos, poros y demas…..
        Es bueno usarlas???? Cada uno es libre de colocar en su rostro cremas con alto contenido en derivados del petróleo o no…..
        Yo lo tengo claro….

    • ISABEL says

      Interesantísimo artículo ,como todos los tuyos.
      Buenísimo el último párrafo.
      Un abrazo

    • Miguel says

      Buenos días.
      No he visto (aun) el estudio de la OCU pero entiendo que en él dicen que es la mejor crema en relación calidad/precio, no la que más hidrata o la más barata (u otras consideraciones). Probablemente también dirán cuál es la que más hidrata, o la que mejor huele (según el gusto de quienes las probaron)… Dependiendo de lo que uno quiera o pueda pagar podrá comprar, sabiendo lo que compra. Creo que de eso se trata. Si el estudio de OCU no lo deja claro, tu artículo, que en mi opinión complementa al estudio, sí. Y lo que ambos vienen a decir es que, en este caso, se puede comprar barato algo que funciona. Otras veces no es así, y está bien que se sepa. Lo diga quién lo diga y donde lo diga.
      Gracias.

    • Diego N. says

      De acuerdo con Miguel cuando dice que la conclusión a la que llega la OCU es que, comparando las cremas caras y las baratas, no merece la pena gastar dinero en las caras puesto que el resultado que se consigue no justifica (para el consumidor) el gasto extra, la clásica relación calidad/precio.

      Entiendo y valoro la defensa que haces de la ciencia, y como diseñador al que también le interesa el arte, los artículos en los que lo tratas desde un punto de vista científico me parecen sorprendentes.

      Los diseñadores estamos acostumbrados a defender nuestra profesión contra el intrusismo y las malas prácticas de empresas y administraciones; pero tengo que decir que en este artículo, que he leído con atención más de una vez, tengo la sensación que omites ese dato tan importante con cierta intencionalidad (no es mejor la más barata, pero es la que más merece la pena). No sé si ha sido así, pero es la impresión que tengo al leerlo, lo noto más parcial que otros que sueles publicar.

      Pese a ello, he aprendido un montón con el texto, como siempre. Así que gracias.

      Un saludo

    • Meritxell says

      Buenos Días,

      acabo de descubrir tu blog. Me encanta. Felicidades.

      no he leído todos los comentarios, pero me gustaría añadir que, en muchos casos, la cosmética se vende a precios desorbitados sin mayor justificación a priori que la marca a la que corresponden.
      Por mi experiencia, y muy a mi pesar, he participado en un par de estudios de una marca muy cara del mercado y debo decir que la rigurosidad de los estudios era dudosa.

      Así que, no hace falta decir que lo más barato puede salirnos caro, pero si que lo más caro no siempre está justificado.

    • Ramiro says

      Muy didáctico el artículo. Pero tengo una duda: si la función de las cremas es solamente evitar la deshidratación de la dermis, cómo funcionan (si lo hacen) las cremas ‘rejuvenecedoras’? Gracias y saludos.

    • Encarna says

      Buenos días,
      gracias a tu artículo podemos saber que es muy importante mantener una piel hidratada, y que tenemos en los productos de cosmética, ingredientes buenos para ello.
      Me pregunto entonces si realmente todo lo que se puede obtener de una crema es la hidratación. Es decir, cuando una crema habla que combate las arrugas o que las elimina…¿Es cierto?¿Es posible eliminar las arrugas con una crema o reducirlas?¿O lo único que se puede hacer con una crema es hidratar la piel para prevenir estas arrugas?. Por ejemplo, una crema con esta composición:
      AQUA / WATER
      DIMETHICONE
      ISOCETYL STEARATE
      GLYCERIN
      MANNOSE
      ASCORBIC ACID
      CAPRYLIC/CAPRIC TRIGLYCERIDE
      BUTYLENE GLYCOL
      SUCROSE TRISTEARATE
      POTASSIUM HYDROXIDE
      SODIUM STYRENE/MA COPOLYMER
      POLYMETHYLSILSESQUIOXANE
      STEARETH-10
      MADECASSOSIDE
      SODIUM STEAROYL GLUTAMATE
      HYDROGENATED LECITHIN
      HYDROLYZED HYALURONIC ACID
      CAPRYLYL GLYCOL
      TETRASODIUM EDTA
      ACETYL DIPEPTIDE-1 CETYL ESTER
      XANTHAN GUM
      ACRYLATES COPOLYMER
      ACRYLATES/C10-30 ALKYL ACRYLATE CROSSPOLYMER
      PHENOXYETHANOL
      PARFUM / FRAGRANCE

      ¿Realmente reduce las arrugas como promete?.

      Gracias.
      Un saludo.

      • Deborah García Bello says

        Buenos días, Encarna. En un futuro próximo escribiré sobre la diferencia entre una crema hidratante y una crema antiedad. La composición del producto que me muestras (he reconocido rápidamente de qué cosmético me hablas, por deformación profesional y porque es uno de los que utilizo) es la de una crema antiedad. Una antiedad también tiene que ser hidratante. La hidratación es fundamental para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel pero, además de eso, hay que prevenir y corregir otros signos de la edad, como la flaccidez, las arrugas, las manchas, la luminosidad… Por eso este tipo de cremas tienen una formulación diferente y más compleja que la de una hidratante.
        La composición de la crema que muestras contiene varios principios activos interesantes. El primero de ellos es el “acetyl dipeptide-1 cetyl ester”, que previene las pequeñas inflamaciones cutáneas y alivia la tensión de la piel, previniendo la formación de arrugas. El “madecassoside” es capaz de activar la síntesis de varios tipos de colágeno, que es lo que sirve de sujeción a la piel. El “hydrolyzed hyaluronic acid”, además de humectante, suaviza al instante las líneas de expresión. El “ascorbic acid” es un potente antioxidante que previene la aparición de manchas y aporta luminosidad a la piel. La cantidad de cada componente en el producto tampoco es trivial, tanto por exceso o como por defecto.
        Tu piel no va a parecer que tenga 30 años menos por utilizar un producto como éste, pero sí va a ralentizar el proceso de envejecimiento. Lo principal es la prevención. Una vez aparecen las arrugas, se pueden atenuar, pero no revertir por completo. Por eso es importante la prevención: es más sencillo evitar que salga una mancha o una arruga que hacer que desaparezca una vez se ha formado.
        Gracias por tu comentario. Un saludo.

    • Wilson Gomez says

      Hola Deborah García Bello no soy químico ni nada por el estilo, solo entre en este blog por casualidad ya que estoy investigando algo, el punto es que quería felicitarte me das la sensación de que eres suprema mente profesional, centrada y muy pero muy educada en tus respuestas y que por demás son muy coherentes, hasta con símil o ilustraciones para que capten el sentido de lo que nos quieres trasmitir, siguen adelante no te conozco en absoluto pero se ve que eres genial. bye
      Posdata: A lo bueno hay que darle su merito por eso esta pequeña intromisión de mi parte por eso mi comentario.gracias…

    Trackbacks

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *